Home Blog El doblaje apesta ¿Cuáles son los errores más terribles del doblaje?
0

El doblaje apesta ¿Cuáles son los errores más terribles del doblaje?

0

En una era en la que internet nos permite encontrar de todo, por fin empezamos a sentirnos a salvo del doblaje. Acabaron los tiempos en que veíamos cómo nuestras series favoritas eran destrozadas por la creatividad de los dobladores. Ahora tenemos la opción de ponerle subtítulos a todo, como nunca antes.

Sin embargo, el doblaje contraataca. Cada vez más cines programan las películas traducidas, mientras que para encontrar funciones subtituladas debemos atravesar la ciudad buscando y hasta pagando precios más altos. En preparación para esta nueva edad oscura, esta es una lista de los peores errores de doblaje de todos los tiempos.

 

1 – Los nombres de Dragon Ball (España)

Tenían los nombres ahí, intraducibles, inamovibles. ¡Pero igual tenían que traducirlos! Era la prehistoria, el pre-internet y las películas de Dragonball llegaban en vhs pirata con doblaje ezzzpañol. Más allá de las voces que siempre se nos antojaban pornográficas, algo no encajaba. ¿Por qué los nombres sonaban tan raros, comparados con los de la tele? No eran cambios como pasarlos de Bruce Wayne a Bruno Díaz, sino algo mucho más creativo, agregando o quitando sílabas por ahí, juntando apellidos y nombres al azar. Una verdadera onda vital para los oídos. Por ejemplo: de Gohan a Songoanda, juntando de alguna manera el apellido del personaje con el nombre y alguna sílaba extra, o pasar de Roshi a Mutenroi, juntando el nombre con un título que le dan sus discípulos.

fuente: dragonzball p

 

2 – “Sayonara beibi” (Terminator 2 – España)

Tal vez pocos lo sepamos, pero la icónica frase de Arnold antes de derretirse ya estaba en castellano en el diálogo original. La historia se desarrolla en la ciudad de Los Ángeles, un lugar con enorme influencia latina, y mezclar español e inglés es común en la jerga cotidiana. Cuando John le enseña al androide a decir “hasta la vista, baby”, el sentido detrás de ello es que mezclar español con inglés es algo informal y chevere, alejado del habla cuadriculada que uno esperaría de un robot. La línea cumple la doble función de humanizar al robot, y establecer una conexión emocional entre John y él. La traducción latina mantuvo la frase intacta. La traducción española, por alguna misteriosa razón, la tradujo al japonés. ¿Quién los entiende?

 

3 – Los títulos de las películas (todos son culpables)

¿Para qué traducir el título de una película, cuando puedes inventarlo? Para qué respetar los deseos originales del autor cuando puedes darle el toque vendedor. Por ejemplo:
-“I love you Philip Morris”. La historia de un ex criminal haciendo un recuento de su vida antes de morir. Título latino: Una pareja dispareja

– “Beberly Hills Ninja”. Comedia policial con el ya fallecido Chris Farley. Pero eso no suena gracioso ¿Podemos arreglarlo? Título en España: La salchicha peleona

– “Braindead”. La película de zombies de Peter Jackson antes de ser famoso. El título en España te manda sin querer un spoiler: Tu madre se ha comido a mi perro. Ya pues.

Poster

 

4 – Naruto “Soy el más perrón aquí” (doblaje latino)

El doblaje tiene el reto de lograr un equilibrio difícil. Por un lado, ha de mantener la naturalidad de la expresión hablada: un diálogo doblado debería sonar para nosotros tan natural como uno que escuchamos en la calle, o correrá el riesgo de parecer falso. Por otro lado, tampoco puede pasarse de la raya con los localismos. Claro, meterle pimienta al asunto puede hacer que las cosas suenen m´s cercanas, pero ¿cercanas a quién? Latinoamérica es enorme y diversa. Lo que parece natural en un país, puede ser muy poco “perrón” en otros. Verdaderamente, se mamaron.

Naruto

 

5- El porno doblado de Brazzers (doblaje latino)

Guardad celosamente el secreto de Brazzers traducido. Si hay algún producto de la cultura humana que traspase la barrera del idioma, ese es el porno. Los gemidos y la ¿historia? no necesitan traducción, sobre todo si hablamos de las tramas simplonas del porno gringo. Escuchar al pelado de Brazzers (también conocido como Jhonny Sins) con la voz de Gokú solo agregaría una capa mas de falsedad al asunto. ¿Alguien en realidad lo ve, tomando en cuenta que se dan el trabajo de hacerlo? Tal vez si cierras los ojos puedes imaginarte llamando a una hotline de fines de los 90s, con señoras de físico misterioso al otro lado de la línea. Buena manera de comérsela “doblada”.