Home Blog Si aún no has visto Black Mirror, tienes que darle una oportunidad
0

Si aún no has visto Black Mirror, tienes que darle una oportunidad

0
captura – Netflix

¿Has oído hablar de Black Mirror, pero dudas si darle un vistazo o no? Con la temporada cuatro a la vuelta de la esquina, hay algunas cosas que debes saber antes de aventurarte en Black Mirror. Es poco decir que es una serie que se aleja de lo común. Para empezar está su formato: pocos episodios, larga duración y  altísimo nivel de producción. Al terminar un episodio -algunos alcanzan la hora y media- no te sentirás muy diferente a cuando se encienden las luces y te levantas de la butaca del cine.

Llamará también tu atención que cada historia es por completo independiente. En tiempos en que la estrategia comercial más usada en la tele y las películas es la de franquiciar el contenido hasta formar universos enmarañados, ya se echaban de menos las obras independientes que se sostienen por sí mismas. Black Mirror es en este sentido bastante refrescante. No solo no hay un hilo narrativo entre todos los episodios, si no que estos difieren completamente en ambientación y temática. De un episodio a otro puedes pasar del drama político a la ciencia ficción, de una historia de misterio a la introspección personal y el romance.

Si hasta ahora no te queda muy claro de qué va Black Mirror, no te culpo. ¿Qué tienen en común la historia de la relación entre el primer ministro británico y un cerdo -tema del primer episodio- con una pesadilla distópica en la que cada ciudadano trata de procurarse algo de libertad frente a sus vigilantes? Lo que unifica la serie no es lo narrativo, sino lo temático. Cada historia explora nuestra relación con la tecnología y los medios, y especula acerca de cómo ésta definirá el futuro, en inquietante tensión con la realidad. El nombre mismo, Black Mirror, que se traduce como “espejo negro”, se refiere a la superficie de una pantalla apagada, y el como una versión más oscura de nosotros mismos se ve reflejada en ella. En una entrevista con Charlie Brooker, creador y escritor de la serie, este la definió como una obra “preocupada por el hoy” y agregó que aunque sus historias suceden en universos ficcionales, los temas serán siempre de actualidad.

Otro motivo para que le des una oportunidad es que esta serie no compromete mucho de tu limitado tiempo. Puedes ir a tu ritmo, sin apuros y sin el barullo de especulaciones al que se entregan los seguidores de las otras series de moda. Desde que Black Mirror empezó en 2011 hasta ahora se han producido apenas 13 episodios. Con la temporada cuatro, seis nuevos episodios serán estrenados en Netflix en los próximos meses. Estás a buen tiempo para ponerte al día.